El corcho proyectado es un revestimiento que está formado por una mezcla de materiales basados en corcho procedente del alcornoque triturado, celulosa presente en las hojas de las plantas y una emulsión acrílica en base de agua con pigmentos orgánicos e inorgánicos.

Este material 100% ecológico y renovable lo empleamos como revestimiento de muchas fachadas porque es impermeable, elástico y transpirable. Además, también es un gran aislante tanto térmico como acústico.

El corcho proyectado siempre viene envasado en sacos de plástico y para aplicarlo tan solo basta con sacarlo del envase y batirlo de manera industrial hasta que se consiga la fluidez y la densidad necesaria para su aplicación con la pistola.

Nuestros trabajadores aplican el corcho con una pistola de pulverización industrial gracias a la ayuda de un compresor. Con esta técnica se pueden tratar todo tipo de superficies como fachadas, tejados, suelos, terrazas…